Actualizo



Hace menos calor y eso me agrada.

Sigo trabajando entre mamás primerizas y asustadas y veo a diario el milagro de la vida y de unos pulmones diminutos que pueden emitir sonidos de frecuencias tan elevadas como para dejarte sordo.

Discuto con gente que quiere pisarme mi sitio, sólo lucho por mi culo y mis responsabilidades.


El gobierno ha cumplido y me ha dado los primero 200€ de los 400 que me debe.



Y sigo sin tener tiempo para gastarlo.



El sonido del agua en la piscina me arrulla a la hora de dormir aunque conciliar el sueño me cuesta más que de costumbre.



Y aquí seguimos, mi vida a cuestas y yo, con dolor de riñones y calor entre las costuras de mi uniforme blanco que llevo puesto más horas que mis vestidos de verano.

Blog Archive

Páginas

Páginas vistas en total

Entradas populares

Blogger templates

Buscar