Vivir adrede


El miedo
No se juega con el miedo porque el miedo puede ser un arma de defensa propia, una forma inocente o culpable del coraje. El miedo nos abre los ojos y nos cierra los puños y nos mete en el riesgo desaprensivamente. Andamos por el mundo con el miedo a cuestas como si fuera un pudor obligatorio o en su defecto una variable del fracaso. Tal vez sea el mandamiento, o tal vez el mandamiento de alguna desconocida ley, de un dios cualquiera. Por las dudas, una buena fórmula contra el miedo puede ser la que dejó escrita el bueno de Pessoa: "espera lo mejor y prepárate para lo peor".
Tantas y tantas veces he deseado ser tocada por una pluma escapada del ala de este uruguayo que hace de las palabras simples explosión de belleza y verdad.
Me quedan alrededor de 30 de los 50 libros que escribió para seguir deseando que allá a donde vaya no desaparezca del todo.
Gracias Mario por ayudarme a "vivir adrede".

Primer asalto


Me fallaron las fuerzas y me dio miedo atacar a matar, así que hice más bien una defensa, táctica que he comprobado no es la adecuada porque el resultado de momento es:



1-0







A favor del virus, claro....

Varicela


La humanidad al completo preocupada por la gripe porcina, más finamente conocida como gripe A y sin embargo a mi me acecha la sospecha de estar padeciendo el Sarampión, las Paperas, Varicela o incluso Mononucleosis, enfermedades típicamente infantiles...

La Varicela en el adulto puede ser una enfermedad grave, incluso mortal, mientras que los niños pueden con ella de manera muy sencilla... y a no ser porque a los 9 años pasé la Varicela, (y antes de ella el Sarampión y las Paperas) y encima para llevar la contraria los síntomas fueron muy intensos, juraría estar padeciendo alguna enfermedad infantil que hiciera añicos mi fisiología de adulto...

Los síntomas son claramente identificables con alguna fiebre sino infantil, como poco de la primerísima adolescencia, época en la cual sobrellevé este tipo de malestares con mucha dignidad, causa por la cual, como todo el mundo sabe, hay que padecer una enfermedad para hacerse inmune a ella, como pasé de puntillas entonces, ahora mi organismo no está respondiendo bien, se siente indefenso, busca los anticuerpos necesarios en su memoria inmunológica y nos los tiene.

Pero como todo niño enfermo, sé sacar el lado bueno de la sintomatología que está arrasando con mi sistema inmunológico primario... algo bueno tiene que tener.

He identificado el virus que está provocando tales desarreglos en mi organismo, mis ciclos circadianos de sueño e incluso mi estado de bienestar... lo descubrí "in fraganti" colonizando mis órganos y sistemas de manera totalmente invasiva, de manera desmesurada y cruel...

He consultado, no hay medicina disponible, pero he pensado en una lucha cuerpo a cuerpo, quién sabe, quizás le pueda ganar!

Azul


Dos esferas azul cielo enfadado, con bolas de acero incandescente dentro de cada una de ellas…
Una cara familiar que desde siempre me ha inspirado ternura.
Unos gestos que se desvelan interesantes e inquietos.
Sin ti, la vida pasaba normal y corriente.
Y de repente, sin saber como, el acero atravesó mi madera fuerte, dicen que son bonitas mis maderas y que se tornan casi verdes en los días veraniegos.
Me aventuro a pensar que la primera caricia sobre mi flequillo se te escapó desde muy dentro, como cuando a mi se me escapan los pensamientos.
Y ahora dos meses después, nos reencontramos y se te escapa otra, de nuevo me acaricias con tremenda ternura el pelo, o quizás esta ya no se te escapó, luego?
Y tus esferas de azul tormenta venidera me atraviesan en un instante y me dejan verte por dentro, tan sólo un segundo, o ni tan siquiera eso.
Y mi madera se vuelve robusta y por dentro se me escapa la oscuridad de la vergüenza y el miedo.
No puedo moverme, no quiero mirar hacia el cielo.
Escapo porque tu sonrisa me choca en el alma rompiéndola en añicos de hielo.
Huyo del contacto de tus ojos antes de abandonar el suelo.
Hablo sin saber qué digo, me alejo tras mi puerta, y al dar la vuelta a la esquina quiero romperla para clavarme eternamente en tus esferas que tienen acero muy dentro.
Pero ya he volado y entre las alas arrastro nubes de ese cielo, de ese instante, que me acompañarán incluso en sueños.

Felicidades pequeno!

Creo que no tenemos fotos más recientes, y esta es de hace tres años, pero con este cumpleaños son ya diez los que pasamos juntos.
Diez años en los que hemos pasado de todo juntos...
Gracias por quererme incondicionalmente, por estar ahí, por ser tan diferente, por ser tú.
FELICIDADES MI NIÑO! que cumplas muchos más... TQ.

Blog Archive

Páginas

Páginas vistas en total

Entradas populares

Blogger templates

Buscar